viernes, 19 de noviembre de 2010

A veces es necesario irse lejos para encontrarse con uno mismo. No necesito un taxi. No necesito que me lo cuenten. No necesito cuatro años de garantía. No necesito que me lo envuelvan. No necesito dormir para soñar. No necesito saber a dónde voy.
Necesito que mi vida sea un viaje.
Necesito España.
                                                                                                                                

No hay comentarios:

Publicar un comentario